Testimonios

TESTIMONIOS ALUMNADO EPM

GRACIAS (en mayúscula, si). La sensación que me queda al finalizar este curso es de plena satisfacción. Normalmente se me hace muy duro estudiar y trabajar y estaba cansada de cursos en los que termino y no sé si he interiorizado algo... En cambio, este año he disfrutado muchísimo estudiando, no se me ha hecho duro compatibilizarlo con el trabajo. Sobre todo quería destacar las clases presenciales, la calidad humana de los ponentes y de los que organizáis todo para que éstas sean muy diferentes y se disfruten más, hasta los lugares que habéis elegido!! con los que he aprovechado para conocer más de Cantabria y que me han sacado de la rutina. Por último y para mi muy importante, agradeceros la cercanía que habéis mostrado y la atención permanente, es algo que siempre he echado de menos en otras formaciones. Esto ha hecho que pueda desenvolverme con soltura y ser más participativa. . La energía perfecta para disfrutar de la Mediación y para terminar el curso QUERIENDO MAS!!!”

Leticia Pérez Cruz (País Vasco-Abogada. Alumna de la III Promoción 2.013. Actualmente Vicepresidenta de la Asociación de Mediación de Euskadi)

  “Con respecto al curso no tenía ninguna idea preconcebida y la única expectativa era conocer si realmente con el tiempo podría llegar a ser mediador y a la vez capacitarme como tal, y la respuesta la he obtenido durante el curso, por ello estoy satisfecho con el transcurso del mismo. Otra cuestión importante es que “se deja notar” en las diferentes personas que participan en el mismo, su convencimiento del uso de la mediación como método para la resolución de conflictos y a quienes asistimos como alumnos, eso nos sirve de motivación y nos empuja a seguir en la línea del aprendizaje, capacitación y porque no, de la investigación en otros ámbitos. Además creo que lo anterior ha favorecido  la cohesión que como grupo, en general, hemos tenido los alumnos, ya que sin conocernos previamente y cada uno procedente de un campo diferente, hemos actuado como equipo de apoyo y a la vez de empuje. Cada uno ha realizado aportaciones que ha beneficiado a todos/as, y hemos observado como la mediación, es tan especifica y a la vez tan general: estructurada y a la par flexible que facilita que cada uno de nosotros podamos personalizarla, pero a la vez el curso nos ha servido para  “abrir los ojos”, ya  el camino que nos queda por recorrer está repleto de obstáculos, pero todos estos debemos tomarlo como una oportunidad. Por ello y como resumen, mi participación en el curso ha sido una experiencia enriquecedora, percibiendo la implicación en el mismo de todas las personas que componen esa Escuela.

Ricardo de Sosa Llera (Cantabria-Trabajador Social-Alumno en la IV Promoción 2.014.Ha sido Presidente de la Junta Directiva de la Asociación de Mediación de Cantabria durante el 2.014-2.015)

  En primer lugar ha sido una maravillosa experiencia humana, personal, pues he podido conocer personas con muchas ganas de aprender, con generosidad, que encarnan muchos de los valores de la cultura de la paz y de la cooperación. Gracias a todos ellos y ellas, por facilitar un clima de aprendizaje tan cálido, tan estimulante y tan alentador. Por otro lado, he podido traspasar más allá de los manuales teóricos y conocer, gracias a buenos profesionales de la mediación, lo que es la práctica real, enfrentarme a familias, aunque sean de laboratorio, en una experiencia que, de otra manera, no habría podido tener. También quiero destacar lo que ha supuesto esta Escuela para mí de reto de superación, al darme la oportunidad de poner a prueba nuevas habilidades y destrezas. Gracias por lo aprendido y lo compartido”

Vicente Maza Bazán. (Cantabria-Trabajador Social-Terapeuta Gestalt. Alumno IV Promoción 2.014. Es socio de AMECAN, habiendo colaborado con la Escuela como docente en la formación continúa del ejercicio 2.015 impartiendo una Introducción a la Gestalt para Mediadores en Conflictos).

  La valoración final de mi paso por el curso es muy positiva. Entre otras cosas, agradezco haber conocido a una asociación y a unos compañeros que creen en la mediación y lo que ésta nos aporta. Tras mi paso, haré todo lo posible para mantener el  contacto y continuar con la formación de la que hablamos el último día. Respecto al aprendizaje, el laboratorio ha sido la parte más interesante y rica, además de los momentos de debate donde todos compartíamos nuestros puntos de vista. Como parte a mejorar, eché en falta el primer día una contextualización del curso: cómo funcionaba la página web, como iba a ser el curso, la evaluación, los trabajos… esto hizo que se me sintiera las primeras semanas algo perdido. Por otra parte, el curso ha supuesto para mí un reencuentro con la mediación y compañeros de profesión. El 2013 fue un mal año profesional por lo que el curso ha sido como un espacio de motivación que me ha devuelto la ilusión por seguir mejorando y practicando la mediación. Sólo por esto, ya me doy por satisfecho. Con todo ello, el curso me ha dejado poso. Como cuando lees un buen libro o ves una buena película, te da la sensación de haber añadido algo valioso a la mochila. Me ha ayudado a aclarar algunos aspectos, recordar otros y reaprender y pulir unos cuantos. Por último, agradecer vuestra valoración final de  mi trabajo, espero haber aportado mi pequeño grano de arena”

  “El curso ha cumplido todas mis expectativas a nivel formativo tanto teórico, como sobre todo práctico, y eso que aún no he realizado las prácticas, que estoy segura que todavía me van a aportar muchos más conocimientos y visión de la realidad en la Mediación. Cada tema subido a la plataforma, estaba directamente relacionado con el proceso de mediación, cada clase online ponía a prueba mi agilidad mental y mis conocimientos, no dejando que me despistara ni un solo momento, y sobre todo las clases presenciales me han aportado multitud de descubrimientos, sensaciones, emociones...una montaña rusa constante, que jamás imaginé que podrían darse.

De los profesores y profesionales que han participado a lo largo del curso, decir que he aprendido cosas que nunca pensé que podrían transmitirme en una formación, y sobre todo, agradecer a Rebeca, David y Ricardo todas las facilidades que me han dado y la comprensión que han tenido conmigo debido a mis circunstancias personales, a lo que se añadía el "pequeño" retraso respecto a mis compañeros por haberme incorporado al curso cuando ya estaba empezado. Rebeca, siempre positiva y disponible, me ha facilitado mucho la realización del curso, la entrega de los trabajos, es decir, me ha hecho sentir escuchada y ha hecho posible la adaptación del curso a mis necesidades. David, como dicen mis compañeros, ha sido para mi energía y empuje constante, poniendo a prueba mis conocimientos y habilidades de manera continua, no dejando que me duerma en los laureles y sobre todo, haciéndome ver que soy capaz de muchas más cosas de las que creía. Ricardo me ha transmitido mucha paz, y sobre todo confianza en mí y en lo que estaba haciendo, he aprendido a escuchar la música, y a saber que debo intentar sintonizar con las personas, para poder llegar a ellas, no solo en lo que se refiere a la Mediación, sino en todos los ámbitos de la vida.

En cuanto a mis compañeros, no tengo más que palabras positivas y de agradecimiento por todos los momentos compartidos y experiencias vividas, y todavía a día de hoy, estoy sorprendida de que un grupo tan heterogéneo haya podido conectar de esta manera. Recuerdo el primer día de clase, y la sintonía que tuve con mis compañeros ese día, como me acogieron en un grupo que ya se conocía. Según se ha ido desarrollando el curso esta sintonía ha ido creciendo y se ha materializado en un apoyo constante, en un "tu puedes con esto y con más", y en una ayuda no cuantificable, para poder superar todos los niveles del curso, en definitiva, para mi han sido y son lo MAS.

Por todo ello, mi valoración global del curso es 99% positiva, y digo un 99% porque hay un 1% que me no me ha dejado disfrutar plenamente de todo el aprendizaje, y ha sido, por supuesto, y por motivos exclusivamente achacables a mis circunstancias personales, el no poder dedicarle todo el tiempo que me hubiese gustado, lo que me provoca una sensación de no haber aprovechado el curso al 100%, y como he comentado con algunos de mis compañeros, no nos importaría repetir, jajaja. Pero de todo esto también saco una conclusión positiva, y es que me queda mucho camino por recorrer y muchas ganas de hacerlo, y de seguir formándome; y es que la Mediación me cautivó/captó mi primer día de clase, en ese mismo momento decidí, quería llegar hasta el final.

Después de toda esta parrafada que os he soltado, solo me queda volver a daros las gracias a todos, y espero sinceramente no perderos de vista...”

Beatriz Cuerno García (Cantabria-Diplomada en Relaciones Laborales. Alumna de la V Promoción 2.015. Actualmente es Socia de AMECAN).

  “Quiero valorar esta “Magnifica Experiencia” desde tres puntos de vista diferentes, pero complementarios: 1º desde el punto de vista personal donde plasmar como me he sentido y lo que ha significado a nivel interior,  2º desde el formativo  y 3º desde el participativo donde trasmitir la experiencia de trabajo en equipo y relación con los compañeros.

Para mí, la formación implica mucho más que obtener conocimiento. Siempre que me embarco en cursos me lo planteo como una oportunidad de crecimiento personal además de aprender de unos textos. En el recorrido de todos estos meses he estado inmersa en un espacio de reflexión continua a través de las diferentes etapas por las que hemos pasado en los diferentes niveles del curso. En el plano intrapersonal me he tenido que enfrentar a mis propios fantasmas, a mis vicios “actitudinales” (seguro que acabo de darle una nueva entrada al Diccionario de la lengua española) y todo ello, muchas veces, me ha hecho sentirme reactiva, pero estoy segura que también ha reforzado mi resiliencia. Como alguno/a me dijo durante el curso: “Todo tiene un por qué. Aquí nadie de una puntada sin hilo”.

En el plano formativo me ha encantado la pluralidad de los temas tratados en las clases presenciales y sus ponentes. La dinámica empleada a la hora de presentarlos, aunque en honor a la verdad, unos más que otros. Como debe ser, supongo. Sin olvidarme del contenido de los textos y la información complementaria tan extensa y útil, etc.

Agradecer a Ricardo, Miguel, Sandra, Antonio, Natalia, Fernando, Jesús y David su paciencia, conocimientos, cercanía y enseñanzas.  Ah, y a Rebeca por arreglar mis despistes. (…) En fin, resumiendo: Me ha encantado la V Promoción 2014/2015 de la Escuela Práctica de Mediación”.

  ”Es muy difícil expresar con palabras lo que ha significado este curso para mí. Una serie de circunstancias aleatorias se alinearon y me llevaron a buscar formación de algo llamado Mediación, que pese a no saber muy bien qué era, llevaba en mi cabeza mucho tiempo. Barajé varias opciones de formación y ahora sé que elegí la que más se adaptaba a mí. La formación proporcionada por la escuela de AMECAN ha superado mis expectativas con creces. La distribución de los contenidos y los temas en los tres niveles han supuesto un camino de aprendizaje que casi sin darme cuenta, me ha transformado tanto a nivel profesional como, sobre todo, a nivel personal.

Recuerdo que al inicio del nivel avanzado en una clase presencial, nos hicieron una pregunta que fuimos respondiendo todos por turno; “¿Qué esperáis de este nivel avanzado? “. A mí me tocó responder de las últimas y dije que esperaba poder cambiar mis gafas y ver el mundo desde la perspectiva de la Mediación. Y no sé muy bien cuándo, pero en un momento dado me di cuenta de que ya había ocurrido. Pasó de repente, pero se había ido gestando poco a poco durante todo el curso. Creo que está excepcionalmente estructurado, y aunque reconozco que ha habido ocasiones en que he deseado tener más clases presenciales y más prácticas, porque me notaba impaciente por avanzar, cuando lo veo de forma global, considero que ha llevado el ritmo perfecto para poder ir interiorizando los conceptos e ideas fundamentales que me han cambiado y me han convertido en Mediadora. Me queda mucho camino por recorrer e infinidad de conocimientos por adquirir, de los que soy consciente gracias a este curso, pero me siento cambiada, a mejor, y en mi interior me siento Mediadora, aunque aún no ejerza. Creo que además de una profesión, es una actitud y una forma de vida.

A lo largo de los niveles ha habido temas teóricos que me han resultado apasionantes y considero que han sido elaborados con esmero y gran compromiso. Por supuesto ha habido otros que por mi formación de origen me han resultado muy arduos,  pero absolutamente necesarios también.

En cuanto al profesorado, me he sentido extremadamente afortunada de poder aprender de todos y cada uno de ellos.  Me ha parecido una elección acertada la selección de profesores para cada materia. Hemos tenido la oportunidad de conocer perspectivas y visiones diferentes y complementarias de la Mediación, y  han enriquecido mucho esta formación. Debo hacer una especial mención a David Ceballos, que ha sido el “director de orquesta” y que sabe transmitir con gran maestría tanto sus conocimientos como su pasión por la Mediación. Ha sabido “ver” más allá de lo visible, ha logrado que dé lo mejor de mí misma en cada momento y ha conseguido motivarme para ir un poco más lejos cada vez. Para el resto de mis compañeros, sólo tengo palabras de agradecimiento y de alegría de haber podido compartir este camino interior y formativo. Para mí han sido una fuente de inspiración, conocimiento y aprendizaje tan importante como el resto de los elementos del curso. Hemos compartido esta experiencia con camaradería, ilusión y mucho cariño. A pesar de ser un grupo muy heterogéneo creo que nos hemos complementado muy bien de modo que “entre todos hacemos un magnifico Mediador/a”. Sólo me gustaría añadir que me encantaría que hubiera un segundo curso para seguir aprendiendo, ya que he disfrutado mucho de este viaje”.

Astrid Álamo Rubio (Cantabria-Licenciada en Periodismo. Alumna de la V Promoción 2.015. Actualmente Astrid ocupa el cargo de Tesorera de la Junta Directiva de la Asociación de Mediación de Cantabria).